La Gaceta de Ultramar 4 (2-09-22)

La radio transistor

Al pasar lo saludé:

-Buenos días.

-Que así sea -me repitió.

Estaba el paisano a la sombra de unos castaños con su radio transistor muy atento al locutor.

Mientras, sus ovejas mordisqueando los campos recién segados en busca de los granitos de cebada caídos.

Debía ser algo interesante, poco común en estos días pues entre guerras, politiqueos y notas de sociedad no hay espacio para la inteligencia ni para que las personas les preste atención.

Es inevitable recordar los años heroicos de la radio.

Cuando las radionovelas daban un rato de sosiego y muchas alegrías a nuestras madres.

Los niños no nos perdíamos los maravillosos cuentos radiados que cada día nos entretenían.

Ya los hombres tenían su domingo futbolero y/o taurino que les hacia soñar gratis.

La Radio.

Esa radio de lámparas con la que conseguías sintonizar tanto a la morería como a La Radio España Independiente que emitía tras el telón de acero.

A muchos jóvenes de esos años esa sintonía prohibida les servía para saber un poco más del resto del mundo.

Así que, volviendo al asunto del paisano, me intrigó que era tan de su interés.

Me senté a cierta distancia para no molestarlo.

Un ratito después, cuando vi que silbaba a las ovejas y ya no prestaba atención a la radio, me atreví a preguntarle:

-¿Que tal, maestro? ¿Buenas noticias?

-Ah no, no era nada importante, es pá ver quien la espichó en mi pueblo, pues llevo unos días fuera y aun me falta pá llegar.

Esq ue los pastos del pueblo están muy secos…

-Y los jóvenes, ¿no entran al trabajo del campo?

-Ah, no; esto, esto es pá hombres y eso no se aprende en los libros.

-¡Pero es bueno aprender y progresar en la vida!

-Si, muy güeno… pero pá qué tanto progreso y vivir con la cabeza loca de tanto progreso.

Mis ovejas y yo estamos encantaos de ver to los días por ande sale el sol.

Y un peazo pan y un cacho de queso no me falta.

Y ellas… mira que gordas están con sus rebusques de grano tras las siega.

-Quede usted con Dios y sus ovejas buen hombre -me despedí.

-Que así sea y güen camino.

Ventana al horizonte

Publicado por Time Advocate

Mi nombre es José Ramón Sáez Nicolás. Soy Abogado y Economista, titular del despacho “Dualis Economía Gestión y Derecho”, con sede en Murcia, actividad profesional que desempeño por cuenta propia desde 1995. Licenciado en Derecho y Diplomado en Ciencias Empresariales, con la especialidad en Análisis Contable, por la Universidad de Murcia, y Grado en Administración y Dirección de Empresas, por la UCAM, mi formación y vocación están orientadas al mundo de la empresa y los emprendedores, las nuevas tecnologías, la gestión del conocimiento, la creación de valor y la innovación.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: